Las sillas vacías. Clausura

0
125

Hoy echamos el cierre al curso académico 2019/2020. La tristeza invade todos los rincones del edificio. Las sillas están vacías, las mesas no tienen nada, en las aulas no hay bullicio, las paredes no tienen nada que mostrar, el timbre suena para nadie. El alma silenciosa campa por los pasillos. Se oye el eco de vuestras conversaciones, el rumor de las clases, el repique de la tiza y tantos tantos pasos dados entre pasillos y plantas.

Hoy cerramos un curso raro, un mal curso para todos, no hemos podido despedirnos, ni llorar, ni alegrarnos. No hemos hecho propósitos para no incurrir en los mismos desaciertos que este año, no hemos podido desearnos lo mejor para el próximo curso. No la hemos liado en el fin de curso.

Se nos ha quedado todo. Un velo de incertidumbre planea sobre el curso que viene, una normalidad que no queremos, ni nueva, ni diferente, está llegando para quedarse. Una gran interrogante se cierne sobre un cielo gris y oscuro.

Desde aquí a vosotros y vosotras que os habéis ido sin una graduación que merecíais, sin un reconocimiento que os debemos, sin un aplauso, sin una cena a la luz de la luna, sin una palabra, sin un beso, sin una mirada de aprobación, sin un hasta siempre. Os vamos a dejar bien claro una cosa.

Clausura

El instituto cierra sus puertas, pero el IES Eladio Cabañero os invita a que os llevéis un trocito y lo guardéis en el rincón favorito de los recuerdos bonitos. El Instituto cierra pero el Eladio os lo lleváis vosotros. El Eladio sois vosotros y podéis venir a visitarnos cuando queráis. El IES cierra en verano pero cada otoño vuelve una nueva vida, se llenará de nuevo de vuestras alegrías, de vuestras sabidurías, de vuestras competencias, de vuestra compañía. Aunque el curso que viene tenemos que contar con más cosas. Necesitamos vuestra madurez, vuestra comprensión, vuestro compromiso social y la conciencia de cuidarnos y cuidar a nuestros seres más queridos. Estamos seguros que todo va a salir bien.

No nos queda más que desearos un buen verano, que descanséis y que retoméis fuerza para el curso que viene. Tened mucho cuidado, haced caso de las recomendaciones, sed consecuentes y en septiembre las sillas, de nuevo, estarán para tí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.