Lola.

0
291

Querida Lola:

No podemos estar tristes, porque te marchas a un puesto de trabajo con mejores condiciones económicas. Si tú te alegras, nosotros también.

Pero no podemos evitar sentir un pellizco en el corazón.   Los que hemos compartido tiempo contigo sabemos que en la balanza de las virtudes y los defectos la segunda sobra.

Echaremos de menos tu energía, tu alegría, tu eficiencia laboral y tu cercanía en lo personal.

Cuando la salud se resiente en algún compañero/a, eres de las que se preocupa. Como buena psicóloga, has demostrado empatía con todos siempre.

Sentimos muchísimo una inevitable intervención quirúrgica que te separó demasiado tiempo. Aquello es agua pasada y te ha hecho más fuerte.

En nombre de toda la Comunidad Educativa te deseamos la suerte que te mereces, que es la mejor. Te va a ir bien, porque eres una mujer inteligente y de recursos.

Te vamos a echar mucho de menos. 

lola008

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.