Mª Antonia, Nuestra conserje se va a otros destinos, pero nos deja su sonrisa y su amabilidad. La hemos despedido con un humilde pero entrañable acto. Gracias por haber estado, haber sido y

haber compartido con nosotros este trocito de vida.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.